Skip to content

ESTUFAS ESPECIALES

NUESTROS PUNTOS FUERTES

  • Prestaciones
  • Personalización
  • SPV eficaz

Los bobinados eléctricos de los motores y transformadores deben secarse, polimerizarse o quemarse durante las fases de fabricación o de reparación. Diseñamos estufas adecuadas a estas operaciones, perfectamente calorifugadas para reducir los consumos de energía y asegurar una temperatura de pared inferior a 50 °C. Existen 4 tipos de procedimientos en nuestra gama de estufas estándar:

  • el secado atmosférico (transformador y motor),
  • el secado al vacío (transformador y motor),
  • la polimerización (motor),
  • el quemado (motor).

Nuestra oficina de proyectos puede responder igualmente a todas sus necesidades de recintos calentados para otras aplicaciones específicas: estufas de secado con «cepillo» giratorio, estufas de secado e impregnación de condensadores, recintos de dosificación y llenado en vacío seguido de secado de fundas radiológicas, horno de túnel…

El bobinado de un transformador contiene numerosos materiales porosos (madera, cartones…). El secado es indispensable para garantizar el buen funcionamiento y la larga vida del transformador. 

Las estufas de secado atmosféricas, calentadas a 200 °C (300 °C opcional) por ventilación de aire caliente pueden utilizarse para el secado de pequeños transformadores, motores eléctricos o para otras aplicaciones. 

Las estufas al vacío, equipadas con nuestro proceso autoadaptable, se recomiendan para el secado de las partes activas de transformador de potencia media y alta. Respecto a los procesos estándar, los tiempos de secado y el consumo de energía están optimizados (de 2 a 3 veces más rápidos que una solución tradicional atmosférica). Nuestros procesos de secado al vacío están automatizados para optimizar la alternancia de las fases de secado atmosférico y de secado al vacío. El seguimiento de la temperatura en continuo y del nivel de humedad (opcional) permite minimizar los tiempos de secado.

Gracias a estos procesos, nuestras estufas alcanzan un nivel de eficacia excepcional, para unidades de hasta 120 toneladas. Frente a otros procesos más complejos, permiten obtener las mismas prestaciones con un presupuesto de inversión y de gastos de funcionamiento claramente más bajo, evitando la utilización de productos peligrosos o contaminantes.

Personalización:

  • Realización a medida.
  • Tipo de puertas (movimiento elíptico, traslación lateral o vertical, tapa sobre bisagras con gatos)
  • Condensador para medir la cantidad de agua evaporada.
  • Tipo de calefacción (caldera o fuente de calor suministrada por el cliente).
  • Llenado en vacío de la cuba del transformador después del secado.
  • Dispositivo integrado de calibrado de las bobinas durante el secado.
  • Raíles de mantenimiento montados sobre puente replegable en la entrada del horno.
  • Calentamiento interno de los bobinados mediante inyección de corriente de baja frecuencia (proceso LFH).